Nota de prensa de 29/11/2011

ENCUESTA SOBRE LA CONCILIACIÓN DE LA VIDA LABORAL, FAMILIAR Y PERSONAL (CVL) 2010

Compartir facebook Compartir twitter Compartir correo electrónico pdf Listado de productos

La mitad de las mujeres con trabajo dedican 5 horas o más al día al cuidado de sus hijos e hijas

Uno de cada 2 hombres ocupados colaboran con 2 o menos horas atendiendo a su descendencia

La mitad de las mujeres ocupadas, además de su dedicación al trabajo remunerado, destinan también 5 horas o más al día al cuidado de sus hijos e hijas, según la Encuesta sobre la Conciliación de la Vida Laboral, Familiar y Personal realizada por Eustat. Algo más de la mitad de los hombres ocupados –el 52,4%– colabora con 2 o menos horas atendiendo al cuidado de sus hijos e hijas. No obstante, uno de cada siete –el 15,2%– iguala a las mujeres en dedicación. En conjunto, mientras que los hombres emplean 2,8 horas diarias al cuidado de los menores, las mujeres destinan 4,7. El reparto de tareas domésticas por sexo entre los ocupados y ocupadas de la C.A. de Euskadi resulta aún más desigual: nueve de cada diez hombres –el 92,2%– dedica 2 o menos horas, mientras que un tercio de mujeres –el 34,1%– emplean 3 o más.

A su vez, cuando resulta preciso cuidar de familiares dependientes, hasta un 61,2% de las mujeres ocupadas dedican 3 o más horas diarias, reduciéndose este porcentaje al 26,7% en el caso de los hombres.

La desigualdad de cargas asumidas tiene su coste en el grado de satisfacción con el tiempo que se dispone para la vida personal, el ocio o la formación, ya que casi una cuarta parte de las mujeres –el 23,9%– se declaran insatisfechas, frente a menos de uno de cada cinco varones –el 18,4%–. Esta baja satisfacción se concentra en las edades en que se está formando la familia, de los 35 a 44 años, disminuyendo después de esa edad.

Población ocupada de la C.A. de Euskadi por grado de satisfacción con el tiempo dedicado a conciliación. (%)

Este desigual reparto de funciones también motiva que un porcentaje significativo de mujeres ocupadas, más de una de cada cinco, estén muy insatisfechas con la colaboración que ofrece su cónyuge o pareja en la realización de tareas domésticas. Una inmensa mayoría de los hombres ocupados –el 85,1%–, por el contrario, están muy satisfechos con la realización del trabajo de casa realizado por su pareja.

Sin embargo, es de destacar que las mujeres trabajadoras expresan una sensible mayor satisfacción con el cuidado de su descendencia –un 71% alta– e incluso con el cuidado de familiares dependientes –el 66,2% declara también una alta satisfacción– que los varones ocupados, que en el primer caso baja a un 61,6% y al 51,9% en el segundo.

Una de cada 3 personas ocupadas de la C.A. de Euskadi afirma tener muchas dificultades para compaginar trabajo con el cuidado de familiares dependientes

Más de un tercio de las personas ocupadas de la C.A. de Euskadi –el 35,1%– afirma tener muchas dificultades para compaginar trabajo con el cuidado de familiares dependientes. Este alto grado de dificultad se reproduce en un 29,6% de las personas ocupadas cuando se trata de atender a los hijos e hijas menores. A su vez, a un quinto de las personas trabajadoras el tiempo que dedican al trabajo remunerado también les dificulta altamente la realización de tareas domésticas y hasta uno de cada cuatro –el 24,4%– declaran que sólo con mucha dificultad pueden disfrutar de su ocio u otro tipo de actividades personales como la formación.

Empleadores y personal autónomo presentan niveles sensiblemente mayores de impedimentos que el resto del personal ocupado para compaginar vida laboral y familiar. Así, un 37,7% de los primeros y un 43,7% de los segundos confiesan muchas dificultades para atender a hijos e hijas menores y alrededor de un tercio también tienen muy difícil dedicar tiempo a actividades meramente personales o a colaborar en las tareas domésticas.

Globalmente el grado de dificultad que la población ocupada de la C.A. de Euskadi tiene para compaginar trabajo remunerado y vida personal y familiar alcanza los 3,3 puntos, sobre un máximo de 10, donde 10 indicaría la imposibilidad total para la conciliación. Bizkaia se sitúa en la media, Araba/Álava presenta el menor grado de dificultad con 2,1 puntos, mientras que Gipuzkoa presenta el más elevado, con una puntuación de 3,8.

Una de cada cuatro personas con empleo cree que pedir una excedencia o reducción de jornada por motivos familiares afectaría seriamente a su trayectoria profesional

El temor a que solicitar excedencias o jornadas reducidas afecte a la promoción profesional incide de una forma similar en hombres y mujeres, aunque de una forma más notable en los jóvenes. Sin embargo, la maternidad puede crear desigualdades de promoción para una de cada cinco mujeres ocupadas, mientras que sólo un 6,4% de los varones opina que la paternidad les podría afectar de manera sensible. A pesar de ello, uno de cada siete ocupados varones cree que les resultaría altamente negativo pedir un permiso de paternidad.

Un 83,6% de las personas ocupadas no tiene dificultad para ausentarse del trabajo para resolver asuntos particulares

Dentro de las distintas medidas que pueden facilitar la conciliación de trabajo, familia y vida personal, abandonar el trabajo temporalmente está al alcance de la inmensa mayoría de la población ocupada, seguido por la posibilidad de pedir días sin sueldo, factible para el 69,8% del colectivo ocupado. Además, cerca de otro 60% indica una dificultad baja para conseguir excedencias o reducciones de jornada.

En general, no se aprecian diferencias por sexo, salvo que las mujeres manifiestan menor dificultad para solicitar reducciones de jornada –un 62,3% afirman que pueden acceder sin dificultades excesivas– que los hombres –el 57,3%–; en cambio, conseguir el permiso para una ausencia esporádica resulta un poco más difícil para las ocupadas –el 19%– que para los varones trabajadores –el 14,2%–. La edad, seguramente asociada a la antigüedad en el puesto de trabajo, reduce las dificultades de acceso a las medidas de conciliación citadas.

Población ocupada de la C.A. de Euskadi por dificultad para solicitar permisos (%). 2010

Personal autónomo y empleadores acceden a ausencias esporádicas con menor dificultad que otros profesionales; sin embargo, en el resto de medidas afirman mayores limitaciones. De los empleadores un 78% responde que tiene muchos problemas para coger un día libre y un 64% también para excedencias o reducciones de jornada. Un 72,8% de los autónomos ve muy problemático dejar de trabajar un día y cerca de un 61% considera difícil coger una excedencia o una reducción de jornada.

Una de cada cinco personas tiene que prolongar la jornada laboral casi todos los días

Un 18,8% de las personas ocupadas, casi siempre, y un porcentaje similar, algunas veces, tiene que dedicar más horas de las establecidas o previstas a su trabajo. Esta situación la padecen casi dos tercios de empleadores y autónomos (prolongación de horarios: siempre o a veces). También estaría así uno de cada tres asalariados del sector privado y un 28,8% del sector público.

El horario flexible de salida, otra herramienta suplementaria para mejorar la conciliación, lo disfrutan dos de cada cinco personas ocupadas –el 42,1%–, aunque en menor medida las mujeres –el 38,4%– que los hombres –el 45,1%–.

Respecto al trabajo en el propio domicilio, un 8,9% trabaja esporádicamente en casa y un 5,6% al menos la mitad de los días. En términos generales, una de cada siete personas con empleo trabaja ocasionalmente o con mayor frecuencia en casa.

La mitad de las personas ocupadas de Gipuzkoa prefiere trabajar en una empresa pequeña, un 43,7% en el sector privado y un 17,1% ser autónoma

Gipuzkoa presenta un perfil concreto respeto a las preferencias laborales: la mitad de las personas ocupadas de este territorio prefiere trabajar en una empresa pequeña, un 43,7% en el sector privado y un 17,1% ser autónoma. Este perfil contrasta con el que presenta la población alavesa ocupada: el 71,5% elegiría una empresa grande, hasta el 70,2% prefiere el sector público y sólo un 12% se decanta por gestionar su propio negocio.

Los vizcaínos, aunque más próximos al perfil alavés, se sitúan entre ambos territorios: el 68,5% prefieren empresas grandes, el 67% el sector público y algo más de uno de cada siete –el 15,2%– eligen tener un negocio independiente.

Se dan claras diferencias en las preferencias laborales según el sexo, ya que un 72,4% de las mujeres ocupadas desea trabajar en el sector público, siendo este porcentaje del 57,2% en el caso de los hombres. A su vez, frente al 18,2% de los varones, sólo un 11,8% de las mujeres con trabajo remunerado prefieren ser autónomas.

Para más información:

Euskal Estatistika-Erakundea / Instituto Vasco de Estadística C/ Donostia-San Sebastián, 1 01010 Vitoria-Gasteiz Tlf:+34-945-01 75 00 Fax:+34-945-01 75 01 E-mail: eustat@eustat.es Persona de contacto: Pilar Martínez Rollón Tlf:+34-945-01 75 31 Fax:+34-945-01 75 01

Castellano
Ficha de producto
Ficha de producto

La mitad de las mujeres con trabajo dedican 5 horas o más al día al cuidado de sus hijos e hijas

Operación : 
Encuesta sobre la conciliación de la vida laboral, familiar y personal
Código operación : 
010903
Periodicidad : 
Anual
Periodo de referencia : 
2010
Fecha actualización : 
29/11/2011
Próxima actualización : 
Clase de operación : 
Encuesta por muestreo
Formatos disponibles : 
Formato pdf
Licencia : 
Creative Commons
Permalink : 
http://www.eustat.eus/elementos/not0007595_c.html
Org. responsable : 

Otros productos estadísticos

Datos

Gráficos y visualizaciones

Metadatos

Códigos y nomenclaturas

Información auxiliar

Calendario

Su feedback.   Ayúdenos a adaptar nuestra web a sus necesidades

¿Cómo valora usted la información de esta página?
Muy útil
Útil
Poco útil
Nada útil
¿Tiene alguna sugerencia que hacer?
Si, tengo
Enviar