HomeTemasMedio ambiente - FamiliasNotas de prensa Los hogares de la C.A. de Euskadi están cerca del notable en el Indicador de Medio Ambiente en 2020
Compartir facebook Compartir twitter Compartir correo electrónico pdf Listado de productos

Los hogares de la C.A. de Euskadi están cerca del notable en el Indicador de Medio Ambiente en 2020

La movilidad de la población sigue apoyándose en el transporte privado (39,4%) con un porcentaje mayor que en 2015 (35,4%)

Las familias vascas obtienen 6,7 puntos sobre 10 en su grado de sensibilización y hábitos con impacto medioambiental, según datos elaborados por Eustat. Esta puntuación, obtenida en el Indicador de Medio Ambiente, supone un ligero avance respecto a los resultados de hace cinco años (+0,1).

Este indicador se obtiene mediante una síntesis de 75 preguntas formuladas en la Encuesta de Medio Ambiente a Familias correspondiente a 2020 y permite posicionar al conjunto de la sociedad vasca en una escala entre 0 y 10 puntos, según su grado de sensibilización y sus hábitos con impacto medioambiental.

graf0018840_01_c.png

En relación con los indicadores parciales de las 7 dimensiones que componen el Indicador de Medio Ambiente, el de Tratamiento de residuos habituales (9,1) es el que mejores resultados obtiene y también el que presenta mejor comportamiento respecto a 2015 (+0,2). Le siguen los indicadores de Tratamiento de residuos ocasionales (7,9), Ahorro de energía (6,9) y Actitud medioambiental (6,4), todos ellos con una evolución positiva (entre 0,1 y 0,2 puntos sobre 10). Cierra este grupo el indicador sobre el Ahorro de agua (6,4) que mantiene la puntuación de hace 5 años.

Los peores resultados se obtienen en los indicadores de Transporte y movilidad que, pese a su evolución negativa (-0,1), mantiene el aprobado (5,3), y de Pautas de consumo, que se mantiene en el suspenso (4,4 puntos sobre 10), aunque suma una décima respecto a 2015.

Las puntuaciones de las familias varían en función de sus características socio-demográficas. Así, la mayor puntuación en el Indicador de Medio Ambiente (6,8) se obtiene en familias formadas por 4 personas o que residen en municipios con un tamaño de entre 10.000 y 20.000 habitantes. Por el contrario, la menor puntuación se obtiene cuando menor es el nivel de instrucción de la persona de referencia de la vivienda.

Por territorios, las diferencias no son grandes. Gipuzkoa es el que mejor puntuación obtiene (6,8) en el global, con Álava en segundo lugar (6,7), mientras Bizkaia (6,6) es el territorio con peor puntuación pese a que mejora respecto a 2015 (+0,1). Las mayores diferencias territoriales se encuentran en el indicador parcial de Tratamiento de residuos habituales, en el que Gipuzkoa alcanza la puntuación más alta (9,5) y presenta mejor evolución (+0,3), seguido de Álava (9,2) y Bizkaia (8,8).

Según las características sociodemográficas, los indicadores parciales mejoran su puntuación cuando aumenta el nivel de instrucción y el nivel de ingresos, con excepción del indicador parcial de Transporte y movilidad que obtiene la mejor puntuación entre las familias con menores ingresos (6,5).

El indicador parcial de pautas de consumo sigue sin llegar al aprobado

Los hábitos que explican los bajos resultados en el indicador de Pautas de consumo (4,4) son los siguientes: en algo más de la mitad de los hogares vascos se utilizan frecuentemente productos de usar y tirar (56,3%), mientras que el uso habitual de envases retornables (25,2%), de baterías o pilas recargables (23,7%) y de papel reciclado (20,7%), son minoritarios entre los hogares vascos. A la hora de comprar, se da más importancia al precio, 86,5%, que a otros factores.

En sentido positivo, resaltar que, en el caso de los electrodomésticos, la importancia que se concede a la eficiencia energética alcanza al 80,5% de los hogares. En los últimos 5 años, además, aumenta notablemente (+12,9 puntos porcentuales) el valor que se concede al producto local (importante para el 79,1% de las familias) y a los alimentos con etiqueta ecológica (67,2%).

Los hábitos de ahorro de agua y tratamiento de residuos están muy extendidos entre las familias

El 98,6% de las familias vascas tiene algún hábito que le permite reducir el consumo de agua. Los más frecuentes son “descongelar la comida con antelación para evitar hacerlo debajo del grifo” (89,5%) y “esperar a llenar la lavadora o el lavavajillas” (84,3%). En el extremo opuesto, reciclar el agua es un hábito que sólo lo tiene el 13,8% de las familias vascas (+1,9 puntos porcentuales).

En cuanto al uso de la calefacción, un 79,5% de las familias la regula mediante termostato y, en estos casos, la temperatura media elegida es de 20,2 grados.

Según el tratamiento dado a los diferentes tipos de residuos generados en el hogar, casi la totalidad de las familias vasca trata correctamente los residuos de papel y cartón (97,0%), plásticos y metales (96,3%) y vidrio (96,2%). En general, la mayoría de las familias tratan correctamente residuos del hogar como textiles y calzado (82,8%), aparatos eléctricos (80,5%), medicamentos (79,4%) o residuos orgánicos (74,5%).

El tratamiento adecuado a teléfonos móviles (60,6%) es el que más aumenta en los últimos 5 años (+15,6 puntos). Finalmente, menos de la mitad de las familias vascas (43,4%) trata correctamente los restos de productos químicos y de limpieza generados en el hogar, pese a que aumenta 7,2 puntos porcentuales en los últimos 5 años.

Casi la totalidad de las viviendas cuentan con algún sistema de calefacción y disponen de algún tipo de aislamiento

La totalidad de las viviendas ocupadas cuenta con energía eléctrica y el uso de bombillas de bajo consumo es generalizado (95,1%) y cada vez más presente (+6,7 puntos porcentuales). Por otro lado, se produce un importante retroceso en el uso de luces fluorescentes (-19,2 puntos porcentuales) que deja de ser mayoritario (50,4%).

El 95,8% de los hogares dispone de algún sistema de calefacción, siendo la calefacción de gas el sistema más habitual (65,6%). En concreto, la mitad de las viviendas dispone de gas individual (54,0%) y su presencia es muy superior a otros sistemas, como la calefacción eléctrica (20,1%) o de gasóleo (9,2%).

El 84,9% de las viviendas tiene algún dispositivo de ahorro de agua. El grifo mono mando o termostático es el más habitual (79,1%) y el limitador de descarga en la cisterna aumenta en 5,9 puntos y lo tiene el 45,7% de las viviendas.

Además, el 99,4% dispone de algún tipo de aislamiento; las persianas están presentes en la mayoría de las viviendas (96,3%) y el doble cristal está también muy extendido (78,4%), aumentando en 6,8 puntos respecto a 2015.

El 20,1% de las familias vascas soporta ruidos y el 14,3% malos olores

Una de cada cinco familias vascas soporta ruidos, 3,1 puntos menos que en 2015. Las fuentes principales de ruido son los vecinos (9,4%), el tráfico terrestre (8,3%) y los ruidos de origen mecánico (5,9%).

El 14,3% de familias soporta malos olores en su vivienda, con valores muy similares a los de hace 5 años (-0,9 puntos). El origen más habitual de los malos olores se encuentra en las tuberías y el saneamiento (6,7%) y en las actividades industriales (3,4%). Independientemente de la gravedad de estos problemas, 1 de cada 3 familias afectadas toma alguna media en su contra, que suele concretarse en una queja al causante y, más raramente, en la presentación de una denuncia.

Aumenta la preocupación por el medio ambiente entre la población

Aumenta la preocupación por el medio ambiente (+4,3 puntos) entre la población; el 97,2% de las personas de 16 y más años manifiesta su preocupación y el 83,0 % afirma estar muy preocupada, 11,3 puntos porcentuales más que hace 5 años. También aumenta la población que está al tanto de campañas medioambientales (+12,7 puntos); así en 2020, el 61,7% de la población manifiesta estar al tanto de las campañas de sensibilización relativas al ahorro de agua y energía o al reciclaje.

La cuarta parte de la población afirma haber participado en alguna actividad relacionada con el medio ambiente en 2020 (25,5%), entre las que destaca la firma en contra de situaciones perjudiciales (18,1%).

El 27,3% de la población vasca ha detectado problemas medioambientales en su entorno, lo que representa un aumento en 7,5 puntos porcentuales en cinco años.

Casi el total de población (91,7%) apoya la adopción de medidas en favor del medio ambiente, como reducir el ruido del tráfico (78,0%), restringir el consumo abusivo de agua (66,0%) o establecer un impuesto ambiental a los combustibles más contaminantes (60,5%).

La movilidad de la población sigue apoyándose en el transporte privado (39,4%) con un porcentaje mayor que en 2015 (35,4%)

El 71,3% de las familias cuenta al menos con un vehículo para su uso personal. La presencia de vehículos está asociada al tamaño del municipio, siendo más habitual cuanto más pequeño es el municipio y al nivel de ingresos, mayor a medida que éstos suben. De media hay 1,4 vehículos por unidad familiar, cifra que varía entre 1,1 y 1,9 en función de variables como tamaño del municipio, tamaño familiar o nivel de renta familiar.

Entre la población de 16 y más años, el transporte privado (39,2%), y, principalmente, el coche (38,4%) es el más utilizado como forma de movilidad habitual. Los desplazamientos a pie o en bicicleta, con un 37,6%, constituyen la segunda manera de desplazarse. El transporte público es el menos utilizado entre la población (22,9%) y ve reducir su uso en 5,8 puntos.

Por territorios, en Gipuzkoa predomina el transporte privado (44,0%) y en Álava los desplazamientos a pie o en bici (44,6%). En Bizkaia, los desplazamientos a pie o en bicicleta (34,8%) y el transporte privado (36,3%) están más equilibrados frente al transporte público (28,9%). Es en las tres capitales donde más se va a pie o en bicicleta (45,1%) y en los municipios más pequeños donde más se utiliza el transporte privado (56,9%).

Según el género de las personas, existen diferencias importantes a la hora de desplazarse. Así, el transporte privado es el medio más utilizado por los hombres (48,5%) y lo hacen en una proporción muy superior (+17,5 puntos) a las mujeres (31,0%). Las mujeres, por su parte, se desplazan preferentemente a pie o en bicicleta (41,7%), con una diferencia de 8,4 puntos respecto a los hombres. El trasporte público es el menos utilizado independientemente del género, pero es más utilizado por las mujeres (+9,1).

Nota informativa: Ciertos hábitos y valoraciones se han podido ver afectadas por la situación de pandemia mundial por la COVID-19, especialmente las relacionadas con transporte y movilidad.

Para más información:

Eustat - Euskal Estatistika Erakundea / Instituto Vasco de Estadística C/ Donostia-San Sebastián, 1 01010 Vitoria-Gasteiz Servicio de Prensa: servicioprensa@eustat.eus Tlf: 945 01 75 62

Castellano
Ficha de producto
Ficha de producto

Los hogares de la C.A. de Euskadi están cerca del notable en el Indicador de Medio Ambiente en 2020

Operación : 
Encuesta de medio ambiente - Familias
Código operación : 
090001
Periodicidad : 
Quinquenal
Periodo de referencia : 
2020
Fecha actualización : 
23/06/2021
Próxima actualización : 
Clase de operación : 
Encuesta por muestreo
Formatos disponibles : 
Licencia : 
Creative Commons
Metodología : 
Ficha metodológica
Org. responsable : 

Otros productos estadísticos

Datos

Gráficos y visualizaciones

Informes y documentos

Metadatos

Códigos y nomenclaturas

Información auxiliar

Calendario

Su feedback.   Ayúdenos a adaptar nuestra web a sus necesidades

¿Cómo valora usted la información de esta página?
Muy útil
Útil
Poco útil
Nada útil
¿Tiene alguna sugerencia que hacer?
Si, tengo
Enviar